Dirigentes24

Del Dirigente a la Gente
Buenos Aires:

El cuñado del Cuervo Larroque se quedó con la presidencia del Concejo de Hurlingham

Lun, 14/12/2015 - 20:25 -- D24N
  • Martin Rodriguez Arias

El cuñado de Andrés Larroque, Martín Rodríguez Alberti, se quedó con la presidencia del Concejo Deliberante de Hurlingham, que gobierna Juanchi Zabaleta.

Al final La Cámpora le ganó la pulseada al PJ y a Nuevo Encuentro, que peleaban por quedarse con el mismo puesto. Rodríguez Alberti se impuso ante los candidatos del peronismo, Miguel Quintero, y del sabbatellismo, Adrián Eslaiman, dos dirigentes que sonaban para ocupar la titularidad del cuerpo legislativo.

Envalentonado en esta pequeña victoria, el camporismo busca ahora avanzar en otras áreas de la municipalidad, sobre todo en secretarías, direcciones y nombramientos en el Concejo.

Por eso, ya hay recelo y bronca en el peronismo y otros sectores del kirchnerismo de Hurlingham que militaron la campaña de Juanchi frente al massista Luis Acuña.

Zabaleta se mueve en esa tensión y deberá hacer equilibrio sin dejar avanzar demasiado al camporismo, que quiere poner hasta el portero del Concejo. Fuentes locales aseguraron que “están llegando muchos pibes que ni siquiera son de Hurlingham”.

El bloque del FPV tiene por ahora 9 miembros, mientras el ex intendente massista mantiene un bloque de 7 ediles, 3 nuevos del PRO y uno del socialismo. Como explicó LPO, el kirchnerismo alcanzó la mayoría en el Concejo pero no tiene aún el quórum propio, por lo que deberá negociar con Cambiemos y el socialismo los principales proyectos.

Por lo pronto, Zabaleta logró sortear el primer escollo, acordar la presidencia del Concejo con el resto de las fuerzas y garantizarse la gobernabilidad. 

Rodríguez Alberti se quedó con el liderazgo de La Cámpora luego de barrer hace un par de años a Damián del Castagno, que tenía el apoyo de José Ottavis. Por entonces el cuñado del cuervo acusaba a Del Castagno de jugar con Acuña, por su relación con Humberto “Nito” Bertinat, uno de los hombres fuertes del ex jefe comunal massista.

La tensión en el oficialismo se da sobre todo por las decenas de contratos que la organización de Máximo tiene en la Anses, que supo manejar Del Castagno hasta ser desplazado, y que ahora perderán a manos del PRO y buscarán contener en las estructuras municipales.

Fuente: LaPoliticaOnline